lunes, 9 de enero de 2017

Zeraquiel

"Bella es la de los cabellos blancos y mirada serena. Observa cuánto ama.
Por las noches, si eres digno, verás el rastro blanco que sus alas van dejando.
Tus hijos estarán marcados por el don del ángel, jamás lo olvides."
Cuento popular de Ázara

  Zeraquiel fue la primera en salir del seno de la Luz, y fue la primera en poblar el espacio que la Vieja Bruja había creado. Se trata de una mujer alta y delgada, de cuerpo delicado, cuyo cabello es de un blanco puro y los ojos de un azul muy claro. Siempre fue la más tranquila de los tres, tan sosegada que su imagen más característica en los dibujos de los libros es con los ojos cerrados, como suspirando.

  Representa el cariño, la familia y el afecto por la vida. Por eso, cuando sus hermanos salieron tras ella, esta esperaba impaciente para fundirse en el primer abrazo que los uniría.

  Cuando Gabriel tuvo la idea de crear la vida, ella fue la primera en hacerlo, entusiasmada. Se cuentan muchas historias sobre cómo buscó un lugar donde dejar que sus criaturas morasen. Tardó mucho tiempo, indecisa, y durante un instante, dudó de si encontraría ese pálpito que le dijese que había llegado al lugar correcto. 

  Finalmente, logró encontrar un planeta frío y tan azul como sus ojos, y algo dentro de su pecho pareció encenderse. Su nombre, Neptuno.
"El planeta se sintió tan alegre de ser el elegido que le abrió un camino fácil en su mortal atmósfera para que pudiera entrar y así se pudieran unir. Allí puso su primera semilla, nacida de ella y del mismo planeta, una semilla única, diferente, nueva. Rezó a la Vieja Bruja para que naciera fuerte y sana, y con ella, muchas generaciones más."
  Esta fue su mayor creación. También fue la que, finalmente, desembocó la furia de Miguel y su consecuente Caída.

  Se cuentan muchas cosas de Neptuno, pero sin duda la más importante e interesante es la de sus hijos. A medida que el Universo iba siendo poblado, ella era la encargada de supervisar cada mundo y el crecimiento de cada cultura. Vigilaba desde los cielos como evolucionaban, e intentaba introducir en sus corazones un poco de cariño y amor, en busca de volverlos felices y ayudarlos a encontrar su Destino.

  En ocasiones se quedaba prendada de un mortal, ya fuera por su belleza o por lo que había en su corazón, y no podía evitar bajar en forma de mortal a consumar su emoción con el afortunado.

  Si era mujer, su propio poder le regalaba un ser al que cuidar y amar para que nunca se olvidara de ella. Si era hombre, ella misma criaba en su vientre al niño o niña. 

"El hombre se quedó prendado ante la visión de aquella bella muchacha, que parecía haber salido del cielo. Cuando ella se le acercó, se sintió vibrar, y finalmente, engatusado, se dejó hacer. Poco después de consumar su amor una fuerte luz salió del vientre de ella, y se tapó los ojos, cegado. Antes de darse cuenta, ella había desaparecido y un bebé se reía felizmente a su lado. Cuando se acercó y vio sus profundos ojos azules, se sintió afortunado por el gran regalo".

  Es curioso cómo estas cosas afectaron a algunos mundos. La Tierra fue la primera que visitó y la que, asiduamente, debido a la proximidad con sus criaturas, más observaba. Cuando los mortales empezaron a ser conscientes de algunas de las cosas que los rodeaban, vieron extraño que una mujer quedará encinta de la nada. Así empezaron los rumores, y, finalmente, algunas de las religiones.

  En algunos lugares es difícil ver a mortales con los ojos azules. Mientras que en la Tierra, por la gran cantidad y por el paso de los años, hay tantos que muchos son simples tataranietos que no descienden de forma pura de Zeraquiel, en otros son tan extraños que a veces se los ve como una amenaza o como todo lo contrario.


  Sin duda se hablará mucho de ella en algunas culturas. Porque, al fin y al cabo, ella es como la madre de todos, siempre pendiente.

ice neptunian

Author & Editor

Has laoreet percipitur ad. Vide interesset in mei, no his legimus verterem. Et nostrum imperdiet appellantur usu, mnesarchum referrentur id vim.

0 comentarios:

Publicar un comentario

 
biz.